» desánimo y tristeza

desánimo y tristeza

desánimo y tristeza

Hoy he pasado por la puerta del edificio Antiguas Escuelas de San José.

Los trabajadores del Ayuntamiento estaban sacando muebles viejos de este edificio, y me hubiera congratulado con ello, si hubiese sabido que era para restaurar estas escuelas para cualquier uso.  Pero no, no se van a restaurar, se van a derruir, se van a demoler!.

No me invento nada, ayer mismo fui a hablar con el Señor Alcalde, y me confirmó que se van a demoler…En breve se van a demoler!,

¿Cómo es posible?, ahora, con los tiempos que corren , ¿ qué necesidad hay de demoler este edificio? Si como muy bien ha reconocido el Señor Alcalde…¡No se sabe que uso recibirá el solar que ahí quede!.

Al contemplar este edificio de cerca hoy, me reafirmo en mi opinión de que  parece muy sólido, que tiene una arquitectura peculiar y que será una pérdida irreparable.

Hoy me ha emocionado al leer uno de los comentarios de una persona que no es del pueblo y, con su permiso voy a publicarlo en este blog:

«Corre un rumor en Ayora que comenta que se van a derribar las Escuelas de San José. Yo no soy ayorino, pero le he tomado un gran cariño tanto a la localidad como a sus gentes. Y creo que perder un edificio tan emblemático, arquitectónicamente singular y con un gran valor sentimental para todos los que fueron niños/as y allí debieron estudiar, es una pena. En mi pueblo pasaron cosas similares y no hay día que no lo lamente por no haber actuado a tiempo. Pero tendrán que ser Ayora y sus gentes quienes den su opinión sobre lo que a mí me parece una auténtica aberración y quienes actúen en consecuencia para oponerse si es que este rumor es cierto. Seguramente costaría más dinero derribarlo y limpiar el solar que arreglar sus desperfectos y aprovecharlo como espacio público. Opinen ustedes.»

Y yo le diría a Roberto, porque seguramente al ser de fuera, no lo sabe…Que también sirvió a muchos adultos para formarse, y en la parte que me toca, lo siento muy, muy mío porque allí, en la  «Escuela de Pintura Valle de Ayora», a cargo de mi maestro Gaspar francés, y creo que puedo hablar en nombre de muchos de mis compañeros, conocimos un mundo nuevo.

Y no es sentimentalismo de esta que os habla, no… Porque somos muchas las personas que pensamos, que el coste del derribo podría emplearse en los tejados y lo que mas urge para salir de este estado lamentable en el que se encuentra. Y  con un poco de imaginación al edificio se le puede sacar mucho partido, que en el pueblo tanta falta hace.

Y me atrevo a pedir públicamente  al Señor Alcalde, y a todos los Señores Concejales, que reconsideren esta decisión, ahora que aún están a tiempo…Porque Señores…

Los pueblos no crecen ni van hacia adelante por tener mas edificios nuevos y en serie.

La gente admiramos aquellos pueblos y a aquellos gobernantes, que supieron conservar sus edificios emblemáticos, históricos  y sentimentales, y este, sin duda, lo es.

Up